lunes, 6 de febrero de 2012

El huesudo brazo iluminado de Jean Prouvé

Vía Parfois

Son sus dimensiones, con un brazo de 2,25 metros, lo primero que acapara la atención, pero es su sencillez y elegancia lo que la han convertido en todo un clásico de la iluminación. Desde que el arquitecto y artesano forjador Jean Prouvé la creó en 1950 no ha dejado de cosechar admiradores. Potence, como la bautizó, es una lámpara de formas lógicas y desnudas que pretendía dar una respuesta económica y liviana a un problema de espacio. Ideada para estancias con poco suelo libre, resuelve tanto la suspensión de la luz como su desplazamiento,180º en horizontal. Que vais a cenar, la colocas sobre la mesa; que quieres leer, la mueves hasta el sillón. Sin complicaciones, con un movimiento grácil y fluido.


 Vía Artnews

Su nombre se traduce como horca, supongo que en referencia a su forma. Prouvé la creó dentro de su proyecto de casas prefabricadas en climas tropicales, Maison Tropicale. La austeridad estéctica de la pieza culmina con la bombilla carente de pantalla o adorno.

Vía Atcasa

Cada día me la encuentro en más interiores y ha despertado mi curiosidad. Prouvé empleó materiales modestos en su creación para que todos pudieran acceder a ella. Ahora la edita Vitra, aunque no creo que resulte muy barata. AD la trae en su último número en el comedor de la galerista Karena Schuessler (aunque la siguiente foto es de la revista IDEAT)

 
También Bimba Bosé la tiene en su cocina, a pares!!

 Vía Decoesfera

3 comentarios:

  1. Otra fan de esta lámpara. Mil gracias por tu visita

    ResponderEliminar
  2. Otra fan de la lámpara y es que cuando un diseño es bueno perdura en el tiempo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Un diseño fantástico!
    Saludos desde MI CASA.

    ResponderEliminar